Los entornos digitales como entornos para la metacognición.

Los entornos digitales como entornos para la metacognición:

La metacognición es necesaria para moverse en entornos digitales.

Metacognición: capacidad para autorregular nuestro aprendizaje, planificar y evaluar el proceso que seguimos mientras aprendemos.

LA METACOGNICIÓN ES TOMAR CONCIENCIA DE CÓMO APRENDEMOS, DE CÓMO ORGANIZAMOS LA INFORMACIÓN, DE CÓMO EXPONEMOS LO QUE SABEMOS.

De qué forma:

Preguntándonos qué nos resulta más o menos útil.
Qué debemos priorizar. Qué debemos corregir. Qué procedimientos son los más adecuados. Qué estrategias poner en marcha y de qué forma.

¿Y cómo hacerlo en entornos digitales?

En realidad en la red utilizamos a veces la metacognición sin darnos cuenta, pero seguir un modelo que nos resulte práctico, puede ayudarnos.
La caja de herramientas puede resultar útil como elemento de reflexión metacognitiva.

La “Caja de herramientas” es un objeto de aprendizaje pero también de gestión digital.

caja de H. 1

Gestionar el conocimiento, gestionar nuestras acciones digitalmente incluida nuestra identidad digital, debería partir del empleo de la metacognición. Es decir, del manejo consciente de lo que realizamos si utilizamos Internet y sus múltiples aplicaciones y comunidades asiduamente.
El aprendizaje es necesario para ello.
Aprender a aprender es parte de la metacognición.

Paz Barceló.

Anuncios

Es el tiempo del conocimiento, de la pedagogía, del aprendizaje.

Es el conocimiento.

Estamos en unos tiempos en los que la pedagogía debería tener más presencia que nunca.

La Sociedad hiper conectada, Sociedad del Conocimiento y de la Información, nos conduce a senderos en los que se configura con bastante claridad una más que emergente economía digital, que va acompañada de una, también, cultura digital.
Sin embargo, muchas veces, se le está dando más voz a todo lo relacionado con el marketing (que merece todos mis respetos, que quede claro), y a consignas de cómo utilizar herramientas digitales en las escuelas o las empresas sin tener en cuenta la necesidad de adquirir unas competencias que van mucho más allá de la mera utilización de ellas. Y de una serie de consejos para motivar a empleados o alumnos (pues todo se mezcla) desde un asesoramiento que viene del ámbito empresarial y que olvida lo colaborativo, el fomento del pensamiento crítico, el derecho a no estar contentos con lo que tenemos y que propugna la felicidad individual desde propuestas vacuas de contenido. Lo siento, así lo veo y así lo leo.
¿Por qué es el tiempo de la Pedagogía?

Porque la adquisición de una cultura digital para manejarnos en entornos virtuales necesita de una serie de habilidades específicas que pasan por el aprendizaje.

Y debe ser un aprendizaje permanente debido a que los cambios suceden con tal rapidez, que si no nos ponemos las pilas, nos quedamos fuera de dónde ocurren muchas de las cosas interesantes y además en un instante.
Se ha escrito ya mucho sobre la facilidad que tenemos con los diversos dispositivos actuales para acceder a la información en cualquier momento y lugar, lo que conlleva una ubicuidad en el acceso.

1532268794_a74617a0c2
Necesitamos de una multi alfabetización para movernos con eficiencia en las redes. Es decir, saber emplear la metacognición para funcionar en un mundo complejo con enormes flujos de información en distintos formatos y medios. Aprender.                                                         


Aprender a solucionar problemas, desarrollando el pensamiento creativo más que nunca.

Y saber que el aprendizaje permanente forma parte indisoluble del trabajo.
Un aprendizaje permanente que ya se explicaba de forma extensa en el “Memorándum para el Aprendizaje Permanente” del año 2000: Comisión de las Comunidades Europeas, Bruselas 30. 10. 200. SECC (2000) 1832.
Y que explicitaba que “…los protagonistas de las Sociedad del Conocimiento son los propios ciudadanos”. Y eso conduce al empoderamiento.
El empoderamiento o control de nuestras vidas (y por extensión, de nuestras vidas laborales) en un momento en que parece que nos lo están hurtando.

Uno de los Objetivos del Memorándum es el Mensaje clave nº 5: Redefinir la orientación y el asesoramiento para que “… todos los ciudadanos puedan acceder a una información y asesoramiento de calidad acerca de las oportunidades de aprendizaje”.

Es pues el momento de los educadores, de los maestros, pedagogos /psicopedagogos.
No es el: “It’s the economy, stupid” con el que dicen que ganó Clinton unas elecciones. Es el conocimiento y su gestión, es el aprendizaje.

Paz Barceló.

 

 

 

Comunidades de práctica, redes de aprendizaje, alternativas en la post job economy.

  deskmag-coworking-2992

       El encorsetamiento que presentan muchas empresas e instituciones estatales, debido a un funcionamiento estructurado jerárquicamente y por lo tanto,  poco o nada participativo. Las nuevas reglas, cada vez más asfixiantes que restan autonomía a los profesionales. La  crisis, el miedo, la sensación de que el conocimiento que cada uno poseemos puede quedar diluido por ellas, por sus recortes y demandas, conduce a muchas personas a organizarse de otra manera.

                Pero detrás no sólo hay una necesidad, sino una actitud de volver a plantear las cosas.

                El aprendizaje permanente es desde hace años un continuum  desde la escuela a la vida laboral y post laboral. La sociedad hiperconectada ofrece posibilidades enormes de conocimiento a través de la/las redes virtuales – sociales,  que además se expresan en ámbitos presenciales.

     Es por ello que las comunidades de práctica están aumentado cada vez más, sean virtuales u offline.

El concepto de comunidades de práctica se atribuye a Wegner, aunque anteriormente había sido ya utilizado. No es el único que ha escrito sobre el tema.

 Wenger lo explicó en el libro publicado junto con Jane Lave, Situated learning. Legitimate peripheral participation (Cambridge University Press, 1991).

           El concepto proviene del ámbito del aprendizaje, aunque se aplica  también a empresas o grupos de personas para un fin común, la colaboración.

                Porque el trabajo y el aprendizaje ya no pueden estar desunidos.

          La cuestión es compartir conocimiento. Favorecer el aprendizaje informal, establecer contactos y redes de intercambio desde donde puedan surgir proyectos, reciprocidad de ideas. Aprender de los demás y ofrecer lo que uno sabe hacer.

                Y qué propone Wegner: que el conocimiento que se intercambia en contextos de práctica basado en las relaciones es especialmente fructífero. Que cuando un grupo de personas comparte una preocupación o una pasión por algo e interactúa, surgen ideas novedosas y útiles para todos.

                 El compromiso por algo es lo que satisface la empresa conjunta, la pertenencia a un grupo en la búsqueda de un bien común. Se construyen relaciones basadas en la ayuda que benefician individualmente a cada uno de los miembros y a la comunidad de práctica de la cual se forma parte. Son además comunidades vivas, transformables y ampliables en el tiempo y ayudan enormemente a la resolución de problemas y al establecimiento de múltiples conexiones.

                Tanto las propuestas del conectivismo de S. Downes y G. Siemens (2004): conectar nodos, fuentes de información creando redes que facilitan el aprendizaje continuo y la creación de comunidades de intercambio de conocimiento; el manifiesto Cluetrain (1999) o las comunidades de trabajo compartido o co working, configuran comunidades de práctica. Las propuestas se dirigen a huir de las imposiciones dominantes, excluyentes y atascadas en un tiempo en el que las interacciones, por falta de internet, eran más limitadas.

                En la etapa de la post job economy o economía post empleo, en la que parece que las oportunidades para muchos se reducen, las comunidades de práctica son casi una tarea revolucionaria.

                Lejos de planteamientos uniformes, cerrados y estables, apuestan por la horizontalidad; por el “todos podemos hacerlo juntos”; crean valor y flexibilidad a la hora de enfrentar retos personales, laborales y de aprendizaje. Permiten moverse al margen de imposiciones, crear nuevas y diferentes opciones, sin dejar a nadie fuera, pues todo el mundo tiene un valor. Un conocimiento que aportar.

                La  escuela no puede quedarse al margen.

                 Un reto, pero una oportunidad. Walk on the wild side…

                  Paz Barceló.

               

Identidad digital y reputación en la red. Algunos conceptos.

¿Motivamos a los alumnos o les aportamos recursos para que puedan motivarse? Unos apuntes sobre la motivación.

Motivación y atribuciones causales.

                 Cuando hablamos de motivar a los alumnos a través de la presentación atractiva de los contenidos, de procurar que el aprendizaje sea significativo o de sorprenderles con cuestiones novedosas, o de lo que nos pueden aportar las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, no podemos obviar la importancia que tienen para ello los aspectos cognitivos y emocionales, tanto del profesor como del alumno.

                Además de las expectativas del profesor sobre el rendimiento del alumno, están las expectativas propias de éstos sobre su capacidad para abordar los aprendizajes y realizar las tareas.

                Hay diversas teorías sobre la motivación humana.

                Las teorías atributivas aportan interesantes conceptos para comprenderla, identificando las causas del comportamiento ante la motivación relacionada con el logro. 

                Weiner (1986) elaboró una serie de ítems para estudiar las atribuciones causales sobre el éxito y el fracaso en cuanto a los resultados propios. Es decir, a qué causas atribuimos el éxito o el fracaso en el desempeño de algo y qué aspectos afectivos – motivacionales se ponen en marcha.

           Anteriormente, Rotter (1965), teórico del aprendizaje social y enmarcándolo en interpretaciones conductistas, había propuesto e investigado sobre el Locus de control como aquel que perciben los individuos sobre ellos mismos. Diferenciaba, resumiendo mucho, las expectativas internas de control sobre las situaciones (controlamos nuestros actos y sus consecuencias) o las expectativas externas –Locus externo ­– en las que el control y sus consecuencias se perciben como  poco controlables por el sujeto. Podríamos mencionar también a Bandura (1977) y su perspectiva sobre el concepto de auto eficacia, las interesantes aportaciones de Kelly (1955) sobre los constructos personales, como determinantes de nuestra proyección social y nuestra personalidad. o a Mischel,  (Mischel y cols. 1988)  y sus definiciones sobre el auto – control.

Posteriormente, el estudio de la relación entre dichas atribuciones y la motivación ha arrojado interesantes resultados.        

Pero centrándonos en Weiner, recordemos que propone que dichas  atribuciones pueden ser predictores futuros de nuestra conducta y determinarla en un futuro.

                Las atribuciones que realizamos tienen unas consecuencias afectivas, nos hacen reaccionar emocionalmente  ante expectativas de éxito o fracaso. La dimensión de estabilidad de las causas afecta a estas expectativas ya que las podemos percibir como modificables o no,  (estables en el tiempo o inestables), percibiendo nuestras propias acciones como más o menos eficaces (autoeficacia) dependiendo de si además atribuimos los mencionados éxitos o fracasos a que no poseemos habilidades suficientes, y de que éstas puedan mejorarse o de que no seamos capaces de ello; o de que dependan de nuestro esfuerzo, o no.

Un ejemplo:

Si se atribuye el éxito a causas externas al sujeto, estables en el tiempo y no controlables por él. Baja percepción de auto eficacia propia y en el auto control.

Si se atribuye el éxito a causas internas, estables y controlables (habilidades de lapersona).

Si se atribuye el éxito a causas internas, inestables, variables y controlables (se atribuyen al esfuerzo y son atribuciones más adaptativas que pueden aumentar la motivación de logro).

Si se atribuye el fracaso a causas externas y estables, no controlables (es culpa de la suerte, del profesor). Es el – “haga lo que haga, si me sale mal es por culpa de cuestiones ajenas a mí”. (Revisión del auto concepto de la persona).

Si se atribuye el fracaso a causas internas, pero inestables, cambiantes y además controlables (falta de esfuerzo, o dificultades subsanables). La motivación de logro es aquí más alta.

Fracaso atribuido a causas internas, estables y no controlables (falta de habilidades propias). Atribución de fracaso que puede desmotivar a la persona a la hora de emprender una tarea.

 Y así, llegamos al fondo de las cuestiones ligadas a la motivación al menos desde algunos de sus aspectos más relevantes.

                Para que un alumno se motive, y además esa motivación sea perdurable, éste debe tener una percepción de sus logros y de sus capacidades como algo transformable a través del auto control de lo que realiza. Y en todo caso, saber cómo poner en funcionamiento estrategias y funciones metacognitivas para resolver problemas. No le podemos motivar solamente nosotros por muy atractiva que hagamos una clase.

                Trabajar aspectos emocionales y de percepción de la propia capacidad. Revisar el autoconcepto, la percepción que tiene de sí mismo en cuanto a afrontamiento de los aprendizajes, revisar las habilidades para mejorar su acceso a la información, será siempre necesario.

Paz Barceló.

cuadro

cuadro 2              

 

PINTEREST y alumnos con discapacidad intelectual.

                PINTEREST Y ALUMNOS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL.

Pinterest se utiliza cada vez más como aplicación para la curación de contenidos.

¿Por qué utilizo Pinterest con alumnos con discapacidad cognitiva por el Síndrome de Down? pues por la facilidad que proporciona para ordenar páginas web de forma cómoda y visual.

Pinterest, como sabemos, es una aplicación desde la que podemos compartir imágenes, vídeos y URL de páginas web que nos interesen.

El diseño permite ver lo que hemos colgado a modo de “pizarra”,  lo que facilita mucho buscar y encontrar visualmente aquello que necesitamos. El  poder organizar la información en “tableros” con diferentes nombres según los temas resulta muy cómodo.  Es muy atractivo en su formato, permitiendo un feedback similar al de Facebook, en el que seguidores nos pueden poner un “me gusta” en lo que hemos ido guardando y también hacer comentarios.

Mis alumnos tienen los tableros  organizados de tal manera que éstos les proporcionan un acceso rápido a lo que denominamos “entorno personal de aprendizaje”, es decir, su wiki (dónde suben sus trabajos o presentaciones en vídeo realizados individualmente o en grupo), aplicaciones diversas para elaborar contenidos así como otros recursos didácticos y juegos que utilizan para trabajar diversas cuestiones, sean procesos psicológicos como la atención, memoria etc., cálculo, lecto escritura o contenidos de ciencias sociales y naturales, por poner algunos ejemplos.

Además, cuelgan cosas que les gustan (vídeos de música, recetas de cocina…) Al  compartirlo con otros “seguidores” o  en Facebook con sus amigos se genera una comunicación que les produce una enorme motivación. Por fin,  compañeros de clase o amigos ven los trabajos o presentaciones que han realizado con ciertas aplicaciones, y ellos, por otra parte, pueden ver  los tableros de aquellos a los que siguen y eso es una forma de aumentar la curiosidad y el acceso a nueva información.

Les resulta más sencillo Pinterest que la pestaña “marcadores” para encontrar cosas. Si bien no todas las direcciones URL son válidas para colgar, desde que lo utilizan han aumentado sus visitas a páginas web. La presentación visual de la aplicación es sumamente útil para ellos. Y animo desde aquí a los que trabajáis con ellos a probarlo, si es que no lo hacéis todavía.

Portada del blog

Foto de portada:

ImagenCanadá. Toronto. 28 de septiembre. Los residentes de la ciudad durante la acción anual de  hombres “Camina una milla en sus zapatos” – “Walk a Mile in Her Shoes”- para combatir la violencia contra la mujer y la discriminación de sexos.

La acción se lleva a cabo en distintas ciudades, pero fue en Toronto donde surgió. Busca empatizar con las mujeres y supone un compromiso con la igualdad.

No sé si está relacionada con este proverbio hindú:

“Antes de juzgar a alguien, camina una milla en sus zapatos”

Sabemos que loas expectativas del profesor influyen en el rendimiento del alumno. Hay quienes, al hablar de educación, se centran mucho en los resultados de los alumnos y a corto plazo, sin considerar la importancia de atender al contexto socio económico y cultural para comprender  muchas cosas. Y a los estilos y ritmos de aprendizaje también. No hablemos ya de aquellos que están proponiendo que los alumnos deberían elegir aquellos estudios que tienen salidas laborales en estos momentos, en lugar de aquellos que les gustan. Productivos sí o sí, nos guste o no. Cuando precisamente es la pasión por algo lo que puede tranformarse en creatividad e innovación.

Por lo que el proverbio, si hablamos de aprendizaje, educación e igualdad de oportunidades, bien aplicado está.

Discapacidad cognitiva moderada y habilidades informacionales.

Cuando hablamos de inclusión social y educativa de los alumnos con necesidades educativas específicas, creo que estamos de acuerdo en considerar su alfabetización informacional como parte de dicha inclusión.

Hay diferentes definiciones para describir las habilidades o competencias  informacionales. Escojo una de ellas, la de la American Library Association  ALA  – “Para estar dotado de competencia informacional una persona debe ser capaz de reconocer cuando necesita información y ser capaz de localizarla, evaluarla y usarla con eficacia y efectividad”–.

                Cada vez más, dichas habilidades necesitan ampliarse al uso de la red. Y no sólo a la localización de información y a su utilización, sino al uso de múltiples recursos que apoyen la búsqueda, la recopilación y el intercambio de ella, además de la creación de espacios, o entornos de aprendizaje que faciliten su manejo.

Es por este motivo que no deberíamos olvidar que este tipo de alumnos necesitan aprender a manejarse en la red de la manera más amplia posible, según sus competencias y posibilidades, ya que les podemos estar proporcionando un nuevo contexto desde el que pueden relacionarse y aprovechar la información presentada y ordenada de manera mucho más atractiva. Especialmente aquellos alumnos que se benefician de un aprendizaje “visual” por diversos motivos, entre ellos la dificultad para imaginar conceptos y abstraerlos, tienen en las presentaciones gráficas (infografías, páginas de recopilación de contenidos como Pinterest o Scoop.it,  etc.)  o visuales, como los vídeos,  ayudas que resultan especialmente prácticas.

Para ello deberemos empezar pronto a ayudarles a familiarizarse con el uso del ordenador, sin despreciar el que vayan más despacio al aprender a usarlo y al principio entiendan poco su funcionalidad.

Evidentemente hay diferencias entre las competencias que puede llegar a desarrollar  este tipo de alumnado.

Las discapacidades cognitivas suponen un reto, pero considerando que la capacidad de aprender está ahí, excepto en situaciones muy concretas vale la pena intentarlo. No digamos ya en alumnos con discapacidades cognitivas moderadas. Enseñando a alumnos con el Síndrome de Down, he visto muchas veces como se les restringe el uso del ordenador a que puedan utilizar cuatro juegos y poco más. Sin embargo aquellos que han practicado buscando información, al principio sencilla y muy significativa, y posteriormente más compleja, que se han acostumbrado a utilizar el correo electrónico, el chat, y posteriormente en edades adolescentes las redes sociales. Que han ido practicando el uso y aumentando rapidez con el teclado, y han aprendido a compartir vídeos, blogs, fotos… etc.  y los han colgado en su wiki; o que han grabado vídeos con explicaciones etc.,  posteriormente han resultado ser competentes en habilidades informacionales incluso en la búsqueda de información en papel. Internet fue lo primero que les resultó motivador, precisamente por poder mostrar a sus compañeros y familiares todo lo que eran capaces de hacer. Aunque fuera colgando simplemente fotografías para dar una explicación, o enviando por mail un vídeo de You Tube que habían encontrado y estaba relacionado con algo que querían mostrar. Compartirlo a traves de una wiki o una red social, resultó ser una oportunidad y estuvo más visible para los demás.