Es el tiempo del conocimiento, de la pedagogía, del aprendizaje.

Es el conocimiento.

Estamos en unos tiempos en los que la pedagogía debería tener más presencia que nunca.

La Sociedad hiper conectada, Sociedad del Conocimiento y de la Información, nos conduce a senderos en los que se configura con bastante claridad una más que emergente economía digital, que va acompañada de una, también, cultura digital.
Sin embargo, muchas veces, se le está dando más voz a todo lo relacionado con el marketing (que merece todos mis respetos, que quede claro), y a consignas de cómo utilizar herramientas digitales en las escuelas o las empresas sin tener en cuenta la necesidad de adquirir unas competencias que van mucho más allá de la mera utilización de ellas. Y de una serie de consejos para motivar a empleados o alumnos (pues todo se mezcla) desde un asesoramiento que viene del ámbito empresarial y que olvida lo colaborativo, el fomento del pensamiento crítico, el derecho a no estar contentos con lo que tenemos y que propugna la felicidad individual desde propuestas vacuas de contenido. Lo siento, así lo veo y así lo leo.
¿Por qué es el tiempo de la Pedagogía?

Porque la adquisición de una cultura digital para manejarnos en entornos virtuales necesita de una serie de habilidades específicas que pasan por el aprendizaje.

Y debe ser un aprendizaje permanente debido a que los cambios suceden con tal rapidez, que si no nos ponemos las pilas, nos quedamos fuera de dónde ocurren muchas de las cosas interesantes y además en un instante.
Se ha escrito ya mucho sobre la facilidad que tenemos con los diversos dispositivos actuales para acceder a la información en cualquier momento y lugar, lo que conlleva una ubicuidad en el acceso.

1532268794_a74617a0c2
Necesitamos de una multi alfabetización para movernos con eficiencia en las redes. Es decir, saber emplear la metacognición para funcionar en un mundo complejo con enormes flujos de información en distintos formatos y medios. Aprender.                                                         


Aprender a solucionar problemas, desarrollando el pensamiento creativo más que nunca.

Y saber que el aprendizaje permanente forma parte indisoluble del trabajo.
Un aprendizaje permanente que ya se explicaba de forma extensa en el “Memorándum para el Aprendizaje Permanente” del año 2000: Comisión de las Comunidades Europeas, Bruselas 30. 10. 200. SECC (2000) 1832.
Y que explicitaba que “…los protagonistas de las Sociedad del Conocimiento son los propios ciudadanos”. Y eso conduce al empoderamiento.
El empoderamiento o control de nuestras vidas (y por extensión, de nuestras vidas laborales) en un momento en que parece que nos lo están hurtando.

Uno de los Objetivos del Memorándum es el Mensaje clave nº 5: Redefinir la orientación y el asesoramiento para que “… todos los ciudadanos puedan acceder a una información y asesoramiento de calidad acerca de las oportunidades de aprendizaje”.

Es pues el momento de los educadores, de los maestros, pedagogos /psicopedagogos.
No es el: “It’s the economy, stupid” con el que dicen que ganó Clinton unas elecciones. Es el conocimiento y su gestión, es el aprendizaje.

Paz Barceló.

 

 

 

Identidad digital y reputación en la red. Algunos conceptos.

PINTEREST y alumnos con discapacidad intelectual.

                PINTEREST Y ALUMNOS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL.

Pinterest se utiliza cada vez más como aplicación para la curación de contenidos.

¿Por qué utilizo Pinterest con alumnos con discapacidad cognitiva por el Síndrome de Down? pues por la facilidad que proporciona para ordenar páginas web de forma cómoda y visual.

Pinterest, como sabemos, es una aplicación desde la que podemos compartir imágenes, vídeos y URL de páginas web que nos interesen.

El diseño permite ver lo que hemos colgado a modo de “pizarra”,  lo que facilita mucho buscar y encontrar visualmente aquello que necesitamos. El  poder organizar la información en “tableros” con diferentes nombres según los temas resulta muy cómodo.  Es muy atractivo en su formato, permitiendo un feedback similar al de Facebook, en el que seguidores nos pueden poner un “me gusta” en lo que hemos ido guardando y también hacer comentarios.

Mis alumnos tienen los tableros  organizados de tal manera que éstos les proporcionan un acceso rápido a lo que denominamos “entorno personal de aprendizaje”, es decir, su wiki (dónde suben sus trabajos o presentaciones en vídeo realizados individualmente o en grupo), aplicaciones diversas para elaborar contenidos así como otros recursos didácticos y juegos que utilizan para trabajar diversas cuestiones, sean procesos psicológicos como la atención, memoria etc., cálculo, lecto escritura o contenidos de ciencias sociales y naturales, por poner algunos ejemplos.

Además, cuelgan cosas que les gustan (vídeos de música, recetas de cocina…) Al  compartirlo con otros “seguidores” o  en Facebook con sus amigos se genera una comunicación que les produce una enorme motivación. Por fin,  compañeros de clase o amigos ven los trabajos o presentaciones que han realizado con ciertas aplicaciones, y ellos, por otra parte, pueden ver  los tableros de aquellos a los que siguen y eso es una forma de aumentar la curiosidad y el acceso a nueva información.

Les resulta más sencillo Pinterest que la pestaña “marcadores” para encontrar cosas. Si bien no todas las direcciones URL son válidas para colgar, desde que lo utilizan han aumentado sus visitas a páginas web. La presentación visual de la aplicación es sumamente útil para ellos. Y animo desde aquí a los que trabajáis con ellos a probarlo, si es que no lo hacéis todavía.